Manifestación de apoyo a movimiento estudiantil en Norrköping

Fotografía: Malin Durán-Lundblad

Una treintena de personas se congregaron en el Vasaparken el pasado domingo 28 de agosto, para mostrar su simpatía con el movimiento estudiantil chileno.

La actividad, cuya finalidad era crear conciencia en la comunidad hispanoparlante y sensibilizar a la opinión pública sueca sobre la delicada situación que se está actualmente viviendo en Chile, se realizó en medio de los discursos de Roberto Gonzales Cabezas y Rodrigo Durán Alfaro, voceros del grupo de apoyo, en los que se recalcó que las exigencias de los estudiantes no sólo suponen la mejora de sus propias condiciones de estudio, sino también de la familia chilena en general por la problemática del endeudamiento de los grupos con menor capacidad económica.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=NuhHTZdake0]

 

Fotografía: Malin Durán-Lundblad

La jornada se dio en una ambiente familiar y contempló la repartición de un panfleto explicativo a los asistentes sobre la realidad del sistema educacional chileno y de las peticiones de la Confederación de Estudiantes de Chile, CONFECH, al gobierno de su país.

Apoyo a demandas estudiantiles en Norrköping

Un total apoyo a las exigencias de los estudiantes, fue la conclusión unánime de quienes asistieron a la reunión sobre el movimiento estudiantil en Chile que lleva ya tres meses de movilizaciones.

La reunión realizada el pasado domingo 21 de agosto en un local ubicado en el Vasaparken, se realizó con el objetivo de discutir las demandas de los estudiantes en Chile y terminó con un acuerdo de hacer un llamado a la comunidad hispanoparlante de Norrköping además de organizaciones sindicales de profesores y de agrupaciones de estudiantes de pedagogía, para manifestar el apoyo a los estudiantes chilenos de una educación libre y gratuita.

El encuentro, que congregó a una docena de asistentes, comenzó con una presentación de lo que ha ocurrido en Chile y de las peticiones concretas por parte de los estudiantes. La presentación fue intervenida por los participantes con puntos de vista y reflexiones sobre el movimiento.

Otros acuerdos tras la tertulia fue el de la redacción de una carta de apoyo de este grupo que será enviada a la Confederación de Estudiantes de Chile, CONFECH, a la cual se adjuntarán listas de firmas que serán recolectadas durante la actividad del domingo 28 de agosto. Esta demostración de apoyo al movimiento estudiantil será también filmada y publicada por Internet.

/RD

La herencia al trono está segura

– La princesa Victoria está esperando familia para marzo del 2012, cuya tan esperada noticia se supo el pasado miércoles.

El matutino Metro charló con el historiador Herman Lindqvist una vez que recibió la buena noticia. “Me puse muy contento por la jóven pareja real. Puesto que yo vivo en Francia, mi reacción fue de celebrar con champaña”, declaró Lindqvist. Agregó que “Victoria y Daniel era el matrimonio más presionado para esperar familia, por lo cual, ahora pueden respirar de alivio”.

Por otra parte, el experto de la realeza, Roger Lundgren, destacó que la noticia es buena para la población sueca también, tras una pesada primavera con las controversías del monarca Carlos Gustavo. “Ha habido mucha porqueria durante este año, de lo cual, por fin hay algo positivo que fortalecerá el lazo entre la realeza y el pueblo sueco”, destacó Lundgren.

/WL

Estudiantes de la “U” de Linköping son los que más copian

– La cantidad de alumnos suspendidos el año pasado fue más del doble que el año anterior. Con 51 casos de expulsiones, la Universidad de Linköping supera al resto de las facultades del país

Cuando el Organismo de Estudios Superiores analizó  la cantidad de estudiantes que copian en las universidades, se dió a conocer que 591 alumnos fueron suspendidos durante el año 2010. Una importante cantidad de ellos provenientes de la Casa de Estudios de Linköping.

“Puede tratarse de casualidades, pues, existe el hecho de que muchas cosas sean actua-les durante un cierto período que produce las demandas. Por ejemplo, tuvimos el año pasado un curso en dónde hubo muchas denuncias con varios alumnos involucrados”, dijo al diario regional Extra Östergötland, Camilla Hahn, funcionaria del Departamento de Disciplina.

Una suspención puede durar de dos semanas a seis meses, por lo que, a parte de copiar, un estudiante puede ser suspendido de la universidad por acoso o hostigamiento en clases.

/WL