El misterio de los numeros

La historia de los números es tan antigua como la humanidad. Nadie sabe con exactitud
cuando se empezó a utilizar cifras. El hombre primitivo atesoraba cierta intuición por los
números. Sabía que tenía más dedos que manos y que poseía más dientes que ojos.
Tuvo que pasar muchos siglos para que aprendiera que dos piedras, dos árboles o dos
personas tienen en común el número dos. Para el desarrollo de las sociedades primitivas,
era necesario encontrar un método de manera que se pudiera cuantificar el mundo que
los rodeaba. Por ejemplo: cuántos miembros había en una tribu, cuántos animales
tenían, de cuántas armas disponían, qué distancia había desde una choza a un lago,
cuántas ovejas había que vender o comprar, etc. Así fue evolucionando el concepto de
número, y los pueblos de la antigüedad independientemente fueron desarrollando sus
propios sistemas de numeración. Empezaron a contar usando piedras, conchas, nudos y
los dedos de la mano. Pero cada vez las cantidades eran mayores y cuando llegaban a
un número determinado, hacían una marca especial para indicar una base. La base que
se utilizó en distintas culturas, es la base 10. Probablemente porque tenemos diez dedos
en las manos. Los números son infinitos, y para representar grandes cantidades
utilizamos diez dígitos: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. Desde hace miles de años muchas
culturas ancestrales contaban en unidades, decenas y centenas. Han existido muchas
formas de expresar los números, y con el paso del tiempo se han ido modificando
Los egipcios utilizaban jeroglíficos y el sistema decimal. Es decir, de base 10. Muchos
comerciantes de aquella época, que viajaban por el río Nilo, eran diestros para manejar
números. Y por esta condición, se dice que el desarrollo de los números en Egipto tiene
que ver con ese río. En época de lluvias había inundaciones, y modificaban el tamaño de
los campos de trabajo. El Faraón daba instrucciones para que se hagan las medidas
correspondientes, y los terrenos se repartían entre campesinos. De ese modo
descubrieron la fracción. O sea, un número que era el resultado de una división.
Los chinos tenían dos sistemas de numeración. En el primero los números eran
representados con pequeños palitos de marfil o de bambú, pero no duró mucho tiempo
porque se creaba un gran problema en el momento de representar números grandes. El
segundo era un sistema decimal, en el cual el orden de la escritura marcaba un requisito
importante. El número cero en la cultura china aparece en el siglo VIII. Los chinos
inventaron el ábaco para realizar operaciones aritméticas básicas. El estudio de las
matemáticas estaba incluido dentro de las seis artes necesarias para ser “un caballero
perfecto”. Dos obras capitales de la antigua China son: El “Jiuzhang Suanshu” que
comprende nueve capítulos del arte matemático. Este libro contiene una aproximación al
número pi. Además, problemas matemáticos de geometría (base y altura). De este modo
los chinos crearon su propio “teorema Gaogu”, la versión china del teorema de Pitágoras.
El otro es un libro de astronomía que titula “Zhou bi Suan jing”, en donde hay cálculos
matemáticos como, por ejemplo, del diámetro de la Tierra, del sol, de la distancia entre
la Tierra y el sol, de la distancia entre la Tierra y el cielo, etc.
Los griegos hacía el año 500 a. C utilizaban el sistema alejandrino para la representación
numérica. Las letras poseían un valor numérico. Por ejemplo; al 5 le correspondía la letra
penta, al 10 la letra deka, etc. Según algunas investigaciones, parece que los griegos
tenían noción de los números naturales. El matemático griego Euclides, considerado el
padre de la geometría, escribió una obra titulada “Elementos de geometría”. En ese libro
se puede observar la demostración de números naturales. Los griegos comprendían los
números a partir del 1. Es decir 1, 2, 3, 4 … Pitágoras, filósofo y matemático griego, fue
el primero que estudió los números irracionales como, por ejemplo, la √2.

Los primeros documentos babilónicos que tratan de números datan de hace 5000 años, y
fueron encontrados en Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Eufrates. Los babilonios no
utilizaban la base 10 en su sistema numérico, sino más bien el número 60 era un
referente. No conocían el cero, lo cual dificultó su sistema de numeración.
Los romanos, al igual que los griegos, utilizaban letras para representar los números. El 5
correspondía a la letra V, el diez a la letra X, el 50 a la letra L, etc. Podían posicionar los
números, uno al lado del otro, pero dependiendo de la posición se realizaba la suma o la
resta. Ejemplo: XL = 50 – 10 = 40, LX = 50 + 10 = 60. Este método, de suma y resta,
fue utilizado en Europa hasta el siglo XVIII.
Los Mayas utilizaban los dedos de los pies y de las manos para contar. Por eso su
sistema numérico tenía base 20. Empleaban jeroglíficos para la representación numérica.
Usaban tres símbolos para interpretar los números: una concha con el valor de cero, un
punto con el valor de uno, dos pontos con el valor de dos, una raya con el valor de cinco,
etc.
Los Incas usaban quipus para registrar y realizar la contabilidad. El quipu más antiguo
data del año 2500 a. C. La palabra ”quipu” viene del quechua ”khipu” que significa nudo.
Así pues, los quipus son cuerdas de diferentes colores con nudos. Los nudos hacen
referencia a cantidades como unidad, decena y centena.
Los hindúes hicieron importantes aportaciones a los números y a las matemáticas. El
sistema numérico, de base 10, que utilizamos actualmente fue iniciado hace 1200 años
por los hindúes. Descubrieron también los números negativos. Los árabes que viajaban a
la India por motivo de negocios, encontraron un libro de matemáticas escrito por un
hindú, y lo tradujeron al árabe para su uso. Después se tradujo al latín. Y, de esta
manera, los descubrimientos hechos por los hindúes llegaron a Europa por medio de los
árabes. De ahí el nombre de números arábigos, también llamados números indo
arábigos.
El cero bautizado en Europa
El cero fue descubierto por lo hindúes, pero se bautizó en Europa. Una investigación que
se realizó en el año 2017 con la técnica del carbono 14, apunta que en los manuscritos
de Bakhshali, el más antiguo texto matemático hindú que fue hallado en 1881, existen
fragmentos escritos desde el siglo III hasta el siglo X que contienen el símbolo del cero.
El matemático italiano, Leonardo Fibonacci, introdujo el sistema decimal hindú en
Occidente. Además, comenzó a usar la palabra cero como símbolo de la nada y luego
como número. El descubrimiento del cero revolucionó la vida humana. La matemática no
puede existir sin el cero, porque el cero está presente en cálculos, en el álgebra, en
cifras, en el sistema binario (0,1), etc. Sin el cero, jamás hubiéramos alcanzado el
desarrollo tecnológico que vemos hoy en día. Para Brahmagupta (598 – 668),
matemático y astrónomo hindú, el cero no era un marcador de la nada, sino más bien lo
manejaba como un número operativo. El cero es utilizado de acuerdo a ciertas reglas
matemáticas. En la suma y la multiplicación no hay problemas: 4 + 0 = 4, 1000 * 0 = 0.
Pero se debe tener cuidado con la resta y la división: 0 – 4 = – 4. Esa operación da un
número negativo. En la antigüedad, los números negativos eran vistos como malditos,
absurdos y no se consideraban una solución de un cálculo matemático. En cuanto a la
división. No se puede dividir un número por cero. Esto es, ningún número puede ser
dividido por la nada. Si uno intenta realizar esa operación en una calculadora o en un
teléfono móvil, pues el resultado es “error”. Si, por ejemplo, aceptamos que existe una
solución “a” en el siguiente caso 7 ∕ 0 = a Esto implica 7 = a * 0, y a su vez 7 = 0. Pero
esta igualdad no es válida en matemáticas. Es decir, siete no es igual a cero. Por eso se
dice que 7 ∕ 0 es indefinido. Pero Bhaskara (1114 – 1185), también matemático y
astrónomo hindú, sostenía firme la idea de que era posible dividir un número por cero. Y,
además decía, el resultado de esa división tiende a infinito. Parece lógico si dividimos un

número por otro número infinitesimal. Por ejemplo: 5/0.1 = 50, 5/0.01 = 500,
5/0.000001 = 5000 000, etc.
Interpretación esotérica de los números
En la masonería los números tienen mucha importancia. El aprendiz debe entender el
significado de los números 1, 2 y 3; desde el punto de vista espiritual. Alejandro
Polihistor, filósofo y escritor griego, nacido en el año 100 a. C en la antigua cuidad de
Mileto, escribió un texto que sin duda es relevante para los masones: “El primer principio
de todas las cosas es el Uno. Del Uno proviene un Dos indefinido, como asunto del Uno,
que es la causa. Del Uno y del Dos indefinido vienen los números, y de los números los
puntos; de los puntos, líneas; de las líneas, figuras planas; de las figuras planas; figuras
sólidas, y de las figuras sólidas; cuerpos sensibles. Los elementos de éstos son cuatro:
fuego, agua, tierra y aire”.
El Uno
En matemáticas la unidad es un número. O sea, el número 1. Y con este número se
construye los demás números naturales: ℕ = {1, 2, 3, 4, 5 …} En otras palabras, el uno
que es indivisible y simboliza la Unidad, está contenido en todos los números (4 = 1 + 1

  • 1 + 1, 5 = 1 +1 +1 +1 +1, etc). Cuando sumamos la unidad a un número impar, lo
    convierte en par. A la inversa, cuando sumamos la unidad a un número par, lo convierte
    en impar. Por ello, la Unidad recibe también el nombre de ”par-impar”. El símbolo del
    uno es un punto, y matemáticamente figura en la intersección de los ejes de un sistema
    cartesiano. En el momento que aparece un punto, surge una fuerza creadora de la nada.
    Y así como los otros números llevan al uno implícitamente, la Unidad está en todo. Pero,
    al mismo tiempo, es creado todo lo demás. Vale decir, lo que no forma parte del punto.
    El Universo empezó a expandirse de un punto. Algunos investigadores afirman que al
    principio el Uno era incontable, luego pasó a ser contable. Antes del uno, existía lo
    absoluto inalcanzable. Y por esa razón, se cree que se pasó del cero al uno. Dicho de otro
    modo, se pasó de la nada al ser. Se pasó del Uno al fenómeno de Big Bang que ocurrió
    hace aproximadamente 13 810 millones de años, y se creó la totalidad del Universo. La
    historia evolutiva cuenta que cuando el hombre empezó a caminar erguido sobres sus
    dos pies, vio el cielo en las alturas. Fue en ese momento cuando adquirió consciencia de
    lo que acontecía a su alrededor. El uno es también símbolo del hombre recto, del hombre
    erguido. Todos los seres humanos llegamos al mundo por medio de una Mujer que
    representa la Unidad de la raza humana.
    El Dos
    El dos representa la dualidad. Dos puntos dan origen a una línea. Siendo así, el dos
    puede ser interpretado como la conexión entre dos polos opuestos, separados por una
    distancia x. Con la aparición del dos se complica la existencia. La Unidad se divide.
    Algunas culturas, vivían con la creencia de que cada cosa tenía dos lados que dependían
    uno del otro. En consecuencia, para sentir amor, hay que sentir desamor. No hay vida sin
    muerte. El agua caliente tiene su opuesto, el agua fría. Hace más o menos 5000 años, el
    hombre empezó a tener mayor notoriedad y reconocimiento frente a la mujer. Ahí nació
    el patriarcado. Desde entonces se acentuaron, de forma irreconciliable, las antiguas
    dualidades: la noche y el día, la oscuridad y la luz, la muerte y la vida, lo positivo y lo
    negativo, el carbón y el diamante, etc. La Biblia cuenta, en Génesis, la creación del
    mundo en siete días. En esas descripciones se lee: “Y vio Dios que era bueno”, pero no
    dice eso en el segundo y en el séptimo día. ¿Por qué? Quizá en el segundo día; día de la
    dualidad no fue fácil crear el cielo! ya que el dos, dudoso, trae consigo claridad y
    oscuridad.
    El Tres
    El tres es un número sagrado que encierra el secreto de una fuerza vital, y simboliza la
    triple energía. El tres se compone de tres Unidades: 3 = 1 + 1 +1 o bien de una Unidad y
    una Dualidad: 3 = 1 + 2. El tres es el número perfecto que rompe con las dualidades y
    muestra equilibrio. Geométricamente puede ser representado por tres puntos que al

unirse dan lugar a una superficie. Espiritualmente, el tres, representa el tercer ojo. Existe
un efecto poderoso cuando se agrupan varios números tres. El grado más alto en
masonería es el 33. Otro número poderosos es el 666, y se alcanza cuando se juntan tres
grupos de tres: (3 + 3)(3 + 3)(3 + 3) = 666. Matemáticamente hablando, el 3 ≠ 1 (3 no
es igual a 1). Si observamos el uno y el dos, como puntos, en el eje de las x de un
sistema cartesiano, pues el uno se acerca al dos y el dos al tres. La distancia que existe
entre el dos y el tres sería la plataforma para volver al uno. De ahí, surge la igualdad
mística 3 = 1 (no es válido en matemáticas), que simboliza la Santísima Trinidad: el
Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Los pitagóricos, era una agrupación griega de filósofos,
matemáticos, músicos y astrónomos. Creían que los números estaban en todo. Para
ellos, el número tres significaba la tríada divina. Ejemplos de tríadas: Tres niveles del
mundo; celeste, terrestre e infernal. Tres golpes en la puerta del Templo. Tres pasos en
la marcha del aprendiz. Tres viajes en la iniciación. Tres grados masónicos: aprendiz,
compañero y maestro. Tres estados: nacimiento, vida y muerte. Tres pensamientos:
libertad, igualdad y fraternidad. Tres palabras sagradas: fuerza, belleza y sabiduría. Tres
preguntas existenciales: ¿de dónde vengo? ¿Quién soy? ¿A dónde voy? etc.
Lenin dijo que “en el mundo no hay nada fuera de la materia en movimiento”. El
marxismo defiende la Unidad del mundo material, y refuta la tesis de que el mundo fue
creado por un Dios. Y la filosofía de Engels plantea: “La verdadera Unidad del mundo
radica en su materialidad”. O sea, la variedad que existe en el mundo, no es otra cosa
que distintas formas de materia. El mundo es Uno en su diversidad. Esto quiere decir que
el mundo está compuesto de diferentes etnias, sociedades, países, procesos, personas,
naturalezas, animales, bosques, plantas, montañas, combustibles, piedras, objetos etc,
etc. Pero la unidad está en todo.
El Uno, el Dos y el Tres describen el transcurso de la vida humana, y aspectos
concernientes al universo. El hombre llegó al mundo en estado primitivo. Cuando empezó
a caminar recto, tomó consciencia de todo lo que le rodeaba. Luego salió del estado de
Unidad para pasar al mundo de la Dualidad. Es decir, al mundo de las contradicciones. Y
la vida se tornó en dificultades. El hombre empezó a experimentar las dos partes de la
Dualidad. Muchas veces, la parte más oscura llega con mucha intensidad. Y es entonces
cuando se siente angustia, desesperación, soledad, etc. Pero también su opuesto, la luz,
llega, como una bendición, para reconfortar a la humanidad. Finalmente, el hombre da el
tercer paso sagrado, y siente la triple energía. Las dualidades siguen existiendo, pero
ahora hay un equilibrio. Estamos frente a una nueva situación, en donde gracias a la
inteligencia, al razonamiento y a los buenos principios éticos y morales, podemos
resolver nuestros problemas. Por lo tanto, el tres como número perfecto indica que
somos dependientes de algo. Ya sea de la Unidad o de la Dualidad. Lo hermoso y óptimo
es acercarse a la parte positiva de las dualidades. Es decir, al amor, a la solidaridad, a la
comprensión, a la paz, a la tolerancia, a la compasión, etc.
Todo tiene dos caras en este mundo, pero si analizamos profundamente la realidad
llegamos a la conclusión de que, en verdad, no son dos caras sino tres. Este hecho nos
hace comprender la totalidad.

Bibliografía
Boyer, Carl B: Historia de la matemática.
Brajnovic, Luka: El lenguaje de las ciencias.
Bucheli, E: El poder oculto de los números.
Ríbnikov, K: Historia de las matemáticas.
Thalheimer, August: El materialismo dialéctico.
La doctrina secreta de los números, sin autor.

Simbolismo esotérico de los números, sin autor.

Por Javier Claure C. Sociólogo.

Prensa Norrköping fyller 10 år

Prensa Norrköping har fyllt tio år sedan den skapades. För att göra en historisk flashback så initierades arbetet av nättidningen på ett volontär sätt genom att publicera nyhetsartiklar på spanska. Efter några år, börjades med publiceringen på artiklar skrivna till svenska språket. Nu har man arbetata i tio år med en nätupplaga av drygt 5000 besök per vecka. Prensa Norrköping styrs av medieföretaget Elitcom.

Om du har något företag som vill marknadsföra via oss så kontakta gärna oss till vår mejl prensanorrkoping@gmail.com eller ringa till 0736-77 29 59

/Redaktionen

Prensa NKPG cumple 10 años

Prensa Norrköping cumple 10 años desde su fundación en febrero de 2011. Si hacemos una reseña histórica, el trabajo de Prensa Norrköping fue iniciado por una iniciativa voluntaria de mantener a la colonia latina de Norrköping informada con artículos en español. Hasta la fecha existe un tiraje digital de 5 mil visitas por semana. Prensa Norrköping está bajo la conducción de la empresa mediática Elitcom.

Si tienes alguna empresa o quieras publicar algo no dudes en comunicarte con nuestro correo electrónico en prensanorrkoping@gmail.com o llamar al fono 0736-77 29 59

/La redacción

Sjukvården klarar inte coronapandemin

Sjuksköterskor på Vrinnevisjukhuset hinner knappt äta på arbetsplatsen på grund av pandemin.

  • Det här kanske låter lite extremt, men ibland tänker jag på filmen Pearl Harbour, menar sjusköterskan Therese Arnesen till NT.

På filmen finns en scen där en sjuksköterska springer runt och ritar markeringar på de svårt skadade patienterna som går att räddas och inte.

Arnesen menar att det är nästan på samma sätt som på filmen där “vi måste göra samma prioriteringar son den sjuksköterskan – vilka kan vi rädda och inte”.

Sjuksköterskan menar också att hon, under de senaste passen, varken hunnit gå på toa eller få i sig mat.

Dock skyller hon inte på sina arbetsgivare som gjort så gott de kunnat utan istället kritiserar hårt de personer som inte respekterar restriktionerna.

  • “Många pratar om att man är trött på restriktionerna”, säger Therese Arnesen till lokala dagstidningen, men om man har en sjukvård som går på knäna när pandemin är över så kommer det aldrig att bli som vanligt igen utifrån sjukvårdspersonalens synpunkt.

Källa: Norrköpings Tidningar

La situación en el hospital de Vrinnevi es insostenible

Enfermeras del hospital de Vrinnevi apenas alcanzan en ir a comer en su lugar de oficio. Esto ocurre, debido a la pandemia del covid-19.

  • “Quizás suene un poco extremo, pero a veces pienso en la película Pearl Harbour,” sostuvo la enfermera Therese Arnesen al periódico local Norrköpings Tidningar.

En la película, hay una escena donde una enfermera corre entre los pacientes gravemente heridos quien los marca con un plumón para determinar quienes se pueden salvar y quienes no.

Arnesen, afirmó que casi al igual como en la película “debemos tomar las mismas prioridades que la enfermera, es decir, a quienes podemos salvar y a quienes no.

La enfermera, además, declaró que durante los últimos turnos, apenas ha podido ir al baño o tomarse una merienda.

Sin embargo, ella no culpa a sus superiores quienes han hecho todo lo posible para mejorar la situación, sino que, en vez de ello, critica fuertemente a las personas que no respetan las restricciones.

  • “Muchos hablan de que se está cansado por las restricciones”, manifestó Therese Arnesen al medio local. Por consiguiente, si se tiene un servicio de salud que está de rodillas cuando haya pasado la pandemia, ya nunca serán las cosas como antes, aquello visto desde el punto de vista del personal del Hospital de Vrinnevi.

Traducción al español: Prensa Norrköping

Förföljelsen av kristna har förvärrats

Diskrimineringen och förföljelsen av kristna har förvärrats. Det är slutsatsen utifrån World watch list 2021 som är den årliga undersökningen av förföljelsen mot kristna. I de länder som finns med på listan förföljs och diskrimineras cirka 309 miljoner kristna, men totalt handlar det om fler än 340 miljoner kristna runt om i världen.

– I allt från Västafrika till Jemen har kristna drabbats av diskriminering i tillgången på förnödenheter. I Indien har 80 procent av partners till Open doors nekats hjälp i den officiella distributionen, säger Peter Paulsson, generalsekreterare för Open Doors Sverige.
– När allt mer tid spenderas i hemmen ökar också utsattheten för framförallt kristna konvertiter och kvinnor. Rapporterna om kidnappning, tvångskonvertering och tvångsäktenskap av kvinnor och flickor har ökat.

De extrema länderna

För tjugonde året i rad är Nordkorea på första plats på World watch list. Ett exempel på indoktrineringen i landet är att den dagligalektionen om ledarens ”storhet” för alla skolelever ska öka från 30 till 90 minuter om dagen, uppger Open doors. Situationen gör att kristna föräldrarsällan vågar berätta ens för sina egna barn om sin tro.
Nigeria är för första gången sedan 2015 med bland topp tio-länderna i listan.Som tidigare år får Nigeria maxpoäng för våld.
– För åtta år sedan var det bara Nordkorea som hade över 80 poäng och därmed kvalificerade sig för kategorin ”extrem förföljelse”. I år är det tolv länder, varav sju ligger i Asien och fem länder återfinns i Afrika. Denna utveckling är minst sagt allvarlig, konstaterar Peter Paulsson.

Allt svårare  i Kina

Ett land som har klättrat upp till topp 20 för första gången på ett årtionde är Kina, som nu är på plats 17. Landets kommunistparti skärpte lagarna för alla religioner under 2020. Även registrerade kyrkor utsattes för allt mer övervakning, både digitalt och fysiskt. Personer under 18 år är fortfarande förbjudna att delta i all religiös aktivitet. Försöken att göra den kristna tron mer kinesisk fortsätter, vilket bland annat visar sig i ”korrigering” av bibelavsnitt, uppger Open doors.
– För några år sedan upplevde många av landets kristna en större rörelsefrihet. Men under senare år och under ledning av Xi Jinping har skruvarna dragits åt igen för Kinas minoritetsgrupper, inklusive de kristna. Ett massivt kontrollsamhälle är under uppbyggnad och landets kyrkor upplever åter hur restriktionerna skärps, säger Peter Paulsson.
I Somalia gav Al Shabaab de kristna skulden för coronaviruset. I länder som Indien och Bangladesh nekades kristna nödhjälp. I Sri lanka blev pandemin ett svepskäl för polisen för att granska en församling. Den globala coronakrisen har blivit en katalysator för förtrycket av kristna minoriteter, det visar Open Doors rapport World watch list 2021.

MONIKA EKSTRÖM