Ben no se aburre con la ayuda de Dios

NORRKÖPING: El intercesor finlandés evangélico Ben Antell viene a Suecia, al menos, dos veces por año. Él suele quedarse entre un a dos meses en el país para llevar a cabo su función misionera de orar por las personas enfermas. Según Ben, aparte de no tener un sueldo, no cobra por las reuniones que dirige, sino que además regala sus libros y discos de música aparte de invitar los refrigerios una vez finalizados sus cultos.

 Ben Antell, de 59 años, ha vivido en Australia, Suecia y actualmente radica en su país natal Finlandia. Cuando tenía 21 años se sentía cansado de la vida y sufría de depresiones por lo que comenzó a buscar el sentido de existir. En ese momento vivía en Suecia y al ingresar a la escuela bíblica de Örebro para llenar el vacío que sentía en su vida tuvo, según él, un encuentro sobrenatural con lo divino.

El intercesor evangélico Ben Antell relató a Prensa Norrköping acerca de su vida y ministerio. Según él, entre el 80 y 90 por ciento de las personas por las cuales ha orado, se han alentado ya sea física-, mental- o espiritualmente. /Foto:Wladimir Loyola.

Con su cambio radical de vida que tuvo hace muchos años, Ben considera tener momentos divertidos constantemente porque según él experimenta muchas cosas sobrenaturales cuando por ejemplo, ora por las personas quienes se sienten mejor una vez que el les impone sus manos de intercesor. Además, no se preocupa de estar pidiendo dinero para su actividad a pesar de que no obtiene ningun tipo de remuneración secular. Entre sus libros, se destaca uno que se llama “Tutti Frutti & Rock and Roll” en donde él relata su vida y cuenta su testimonio de cómo llegó a abrazar su fe cristiana de forma seria además de abordar en su obra diferentes temas desde un punto de vista espiritual.

Prensa Norrköping conversó en una oportunidad con Ben quien relató acerca de su vida y ministerio como intercesor:

 

Ben ¿Puedes explicarnos aquello que dices de que Dios te habla  a tí?

 Dios les habla a todos quienes lo buscan con un corazón sincero. Yo hablaba en serio cuando comencé a buscar de Él porque quería saber si había algo más aparte de la rutina de la vida cómo levantarse temprano a trabajar cada mañana, llegar a casa y sentarse a mirar la televisión con una cerveza en la mano e irse a dormir para ir nuevamente al trabajo al día siguiente.

 En otras palabras, hallaste el sentido máximo de la vida.

 Por supuesto, y también encontré paz y alegría. La vida me es interesante cada día porque vivo cien por ciento al servicio de Dios. En 1975 tuve un encuentro espiritual fuerte y desde 2009 no he tenido ningún segundo de aburrimiento ni oscuridad.

El ministro de Dios proveniente de Finlandia bautizó a una chica en la tina en el hogar de sus padres/ Foto: Wladimir Loyola. El ministro de Dios bautizó a una chica en la tina en el hogar de sus padres/ Foto: Wladimir Loyola.

El ministro de Dios proveniente de Finlandia bautizó a una chica en la bañera en el hogar de sus padres/                     Foto: Wladimir Loyola.

 ¿Qué es lo que no te aburre?

 No tengo ninguna depresión y nunca me aburro sino que vivo momentos divertidos todo el tiempo. Además, no necesito preocuparme de lo económico ni de lo que va a suceder. Si siento que tengo que viajar a Inglaterra lo hago. Y cuando llegó siento que Dios me muestra una iglesia y me presento a los líderes y les digo que soy un intercesor y les pregunto si necesitan ayuda y por lo general el pastor me dice que sí.

Pero tú no perteneces a ninguna iglesia, no eres pastor sino que te hacer llamar intercesor. ¿Qué es eso?

 Me hago llamar intercesor, porque oro mucho por la gente, pero tengo otro tipo de vocaciones. Por ejemplo, cuando tuve un encuentro con Dios, sentí que podía seguir con el arte y la música.

Cuéntanos un poco respecto a lo que tú haces de orar por liberación de espíritus malos.

Muchos dicen que tienen problemas psíquicos pero en realidad eso no existe sino que se trata de espíritus malos que atormentan a las personas pues el mundo está lleno de esos seres que no se ven.

En la primavera de 2014 Ben bautizó más de alguna persona durante su cruzada por Suecia. /Foto:Wladimir Loyola

En la primavera de 2014 Ben bautizó más de alguna persona durante su cruzada por Suecia. /Foto:Wladimir Loyola

¿Cómo puedes demostrar de que se trata de espíritus? ¿Los has visto?

 Generalmente los veo cuando oro por las personas. A veces, cuando hay fantasmas en las casas, entro y oro por el lugar y los espíritus desaparecen y el hogar queda tranquilo. Pueden manifestarse de cualquier manera. A veces se ven como en las películas de horror. En la vida real se ven más peligrosos que en las películas de Harry Potter.

¿De qué manera sobrevives pensando en que no recibes ningún salario?

Cuando obedezco a lo que siento que Dios me dice, no necesito preocuparme de lo material sino que solamente en hacer la voluntad divina porque todo se arregla de alguna manera. Cuando viajo por ejemplo, lo hago sin llevar nada de dinero pues aparece extrañamente de alguna u otra manera sin que yo me preocupe por ello. No necesito comprar nada pues tampoco tengo ningún hobbies para ello por lo que no necesito mucho dinero para vivir. A veces, la gente que siente algo en su corazón se acercan y me dan una ofrenda.

 ¿Se han alentado todas las personas por quienes oras? ¿Puedes dar algunos ejemplos?

 Una gran parte se han alentado. Me atrevería de calcular un 80 ó 90 por ciento. Había una mujer de Linköping que tenía dolores crónicos los cuales desaparecieron cuando oré por ella.

¿Qué me dices de aquellos predicadores de la televisión que han sido acusados de hacerse un negocio económico con la palabra de Dios y quienes han recibido muchas críticas a diferencia de tí que no pides dinero en tu actividad como intercesor?

La música es uno de los talentos y dones que el profeta usa para alabar a Dios, aparte de escribir libros en Inglés y sueco. /Foto: Spandana Samuel

La música es uno de los talentos y dones que el profeta usa para alabar a Dios, aparte de escribir libros en Inglés y sueco. /Foto: Spandana Samuel

Yo no tengo nada que ver con lo que hacen el resto de los predicadores ni de su economía. Lo único que te puedo decir que cuando hago mis reuniones, siento que Dios me dice que no pida dinero y que además no cobre por mis libros y discos de música, sino que todo sea gratis. Generalmente, arriendo los locales para hacer mis servicios en donde no pido ofrenda y además invito los refrigerios una vez finalizados los cultos. Ocurre que la gente me ayuda.

Una vez vinieron unas mujeres que trajeron dulces y pizzas cuando sintieron lo maravilloso que ocurría en las reuniones. Además, el café no es muy caro así que no me cuesta mucho dinero para invitar a los asistentes.

 En síntesis, como Ben vive de la caridad de la gente y antes de realizar sus viajes compra pasajes de ida solamente pensando que de alguna u otra forma se consigue el dinero para regresar después de sus cruzadas finalmente a su hogar en las afueras de la ciudad de Vaasa, Finlandia.

Wladimir Loyola

wladimir.loyola@gmail.com

Kommentera

E-postadressen publiceras inte. Obligatoriska fält är märkta *