EL DIBUJANTE DE CORAZONES

Análisis de la escritora Carmen Figueroa ganadora de los Juegos Florales de Santiago y Concurso de Cuentos del Mercurio. Presente en el lanzamiento del libro EL DIBUJANTE DE CORAZONES del escritor iquiqueño Domingo Latrille el Sábado 7 de Marzo de 2015 Sala de Arte y Cultura Salón Cultural Bellavista comuna de Providencia Santiago de Chile.

afiche PROMOCIONEl escritor Marco Antonio Latrille nos desafía desde una narrativa construida palabra a palabra, frase a frase, párrafo a párrafo, esto cuenta porque a medida que uno avanza en la lectura uno nota el trabajo metódico y constante en las historias, encontrando que se notan macizas. Este autor nos desafía a algo, a internarnos a un mundo donde lo incierto y dudoso va tornándose poco a poco en realidad tajante, tan tajante como no absoluta, tan verdadera como aparente, tan translucida como crepuscular, pero tremenda y rotunda porque la sicología de sus criaturas o personajes, ya sean armónicos, ya sean laberinticos, nos atraen y comprometen desde la primera página y este vinculo inesperado que surge entre narrador y lector trasunta el tiempo de las historias, de manera que los cuentos (unos mas otros menos y que a pesar de esa inquietante desarmonía que algunos personajes tienen y ahí está lo notable) permanecen en nosotros; podemos decir , hablo en plural porque no dudo que ustedes una vez leído

El Dibujante de Corazones compartirán conmigo la convicción de que estos cuentos que aun huelen a tinta, a palabra recién impresa y que conforman este libro tienen ese esquivo, nótese que es muy importante, ese esquivo efecto residual, que todos los escritores intentamos dar en nuestras creaciones literarias, me refiero a la quinta esencia de la literatura, esa que inspira y estimula a escritores moros y a los escritores cristianos más allá del tiempo de la lectura del libro, es como cuando uno lee y pasan los días y uno tiene todavía ese efecto residual, es la máxima aspiración de todos quienes intentamos hacer literatura.carmmen

La galería de personajes nos evidencian los despropósitos de la vida, así de simple; ¿despropósitos de la vida o despropósitos de los personajes que pululan en estos cuentos narrados, se preguntarán ustedes? No lo sé, ustedes podrán concluir alguna verdad si la consideran necesaria cuando hayan leído el libro, adentro hay una respuesta sin embargo, y como en la vida ya todo está dicho, pido prestado con mucho respeto a tito Bustamante que es actor y conozco desde hace mucho tiempo sus palabras respecto al teatro y el parafraseo “la literatura ha de ser como la vida misma ”para que resulte cierta, para que resulte cercana, para que resulte también nuestra, quizá por eso es que la literatura es como la vida en los cuentos del señor Latrille no es posible precisar los limites que señalen donde comienza y donde termina la realidad y la ficción y como no somos sicoanalistas ni confesores sino lectores, disfrutamos los cuentos sin aclarar, porque tampoco viene al caso sino que los propósitos son o de los personajes sobre la vida o del mundo o de quienes asistimos esta noche al rito del lanzamiento a la vida pública de El Dibujante de Corazones.

tresSin advertirlo y a medida que avanzamos por las páginas de los once relatos, vamos al encuentro y conocimiento de los puntos narrados y de todo lo que hay en ellos, hábilmente Latrille deposita en su antología de cuentos el espesor de la existencia de los personajes, clones hechos a imagen y semejanza de la idea de nosotros, no hay héroes ni hay súper héroes en estas historias, no hay máquina maravillosa ni personajes celestiales que acudan a favorecer a la Yein, al Leandro o al Nardo. Usando el lenguaje del Chile globalizado de hoy, del aquí y del ahora puedo afirmar que los personajes no alcanzan a ser súper héroes, no hay perfil de héroes, no lo son, tampoco viven como si lo fueran, y sin embargo, aquí está la paradoja, sus vidas son heroicas; apoyo las afirmaciones de Unamuno el santo patrón de la literatura universal quien acudió en la primera mitad del siglo XX el concepto de intra historia que no es sino la historia de lo cotidiano de lo común, de todos los días, del espacio corriente, donde sus actores pre histéricos hombres y mujeres apuestan por la escritura de la historia de la tierra, donde lo cotidiano se está escribiendo día a día, como un desafío en pie, que nos convoca a levantarnos, a luchar una batalla de emociones y sentimientos, cuando suena el reloj para levantarnos o nos llama la olla cuando está lista sobre la cocina, como héroes de nuestras vidas.

Latrille no esquiva ningún tema, actúa cual hábil espadachín en torno a historias de naturalezas diversas ¿diversas a nosotros? sí, a los mismos que estamos acostumbrados a aceptar como valido sólo aquello que parece socialmente aceptable ¿acaso no somos expertos en categorizar y fortalecer comunidades o significar cuanto nos rodea? hacemos lo mismo con aquello que ni siquiera percibimos como concepto quizás lo seremos asi por necesidad del espíritu, quizás en nombre de nuestra tranquilidad de nuestra paz o de nuestra comodidad, ignoramos aquello que presumimos riesgoso o que tal vez podría romper la precaria estabilidad de nuestras vidas, es comprensible que seamos así, pensar en la existencia de algo más allá del campo visual que tenemos o bien no más distante de los limites de este recinto donde estamos o bien afuera pero solo un poco, una distancia ideal nos asegura y complace a nuestro ego, y ¿qué es ese otro mundo siempre conectado con el nuestro? parece preguntarse el autor, pero ¿quién ha determinado que nosotros somos el yo colectivo único y que nuestras experiencias son a su vez singulares y verdaderas? Complicadas preguntas acerca de lo cierto, que nos intenta responder En la Escuela Domingo Santa María uno de los cuentos que forma parte de esta obra.cuadroyo

El asunto de la solidez que nos plantea Latrille respecto de las relaciones humanas y los alcances que ésta tiene, nos obliga a reflexionar en tanto acerca de criaturas asediadas por fatigadas concepciones culturales, el autor sin duda va más allá de la horizontalidad de su mirada y de sus palabras y nos conduce a una realidad sustantiva que da un respiro, en suma que está viva y nos invita a proyectar lo escrito más allá de los márgenes de su libro a través de un discurso directo, entretenido y sin aspaviento.

En El Dibujante de Corazones el pretérito perfecto simple es la piedra angular de la narración, el autor lo usa para llevar los relatos a su máxima tensión y desde ese punto capital se da la tarea de mostrarnos como cierto lo inequívoco, porque sabe que ha establecido la distancia precisa y prudente entre los cuentos y este único mundo nuevo. Los invito a leer con especial atención el último cuento que da nombre al libro El Dibujante de Corazones porque es como luces fosforescentes.

Marco Antonio Latrille ha abierto una fuente de narraciones y lenguaje con temas y discurso singular por su pluma o debería decir teclado, es afilado y saca lustre a ironías de primer nivel, es sarcástico, es agudo, de repente es como si estuviera presente y claro también el humor negro es algo que Latrille hace gala. La pericia narrativa del escritor también se hace evidente en la distancia adecuada con que los distintos narradores dan cuenta de su historia en los once relatos, por tanto los mundos fluyen de manera natural sin que la mano pesada del creador se note, además, él tampoco se muestra como pequeño dios o terminólogo onmipresente en los cuentos, acechando detrás de cada palabra, se agradece.

Las palabras en esta cronología sustantiva, ya desde la primera línea el autor nos revela su valoración de esto, no hay engaños ni discursos de dudosa intelectualidad, al contrario, con la fuerza de lo simple pone a nuestra disposición cada uno de sus once relatos, sin gestos ni actitudes de arrogancia ni soterrados al nivel de confundir al lector, nos lo muestra con un lenguaje espontaneo y propia de la intra historia. Marco Antonio Latrille es ni más ni menos que un hacedor de mundos intra históricos colmados de halos poéticos altamente emotivos. Cuanta más altura alcance El Dibujante de Corazones será ahora cuento de nosotros en tanto lectores. Gracias y Albricias.

Carmen Figueroa

 

8 thoughts on “EL DIBUJANTE DE CORAZONES”

  1. M e gusta como escribes tu prosa es fabulosa, tus cuentos son atrayentes. Eres un gran escritor tienes una magia en contar las cosas. Reflejas a la gente latina muy bien. Te felicito

  2. Marco grandes saludos has progresado te veo grande ahora. es el fruto de tu trabajo te admiro en tu literatura sabes del norte y la gente lo demuestras en tus páginas. Felicitaciones por tus logros.

  3. Grande Domingo Latrille. el escritor qu e conoce la realidad de la gente latina del norte de Chile y sus historias están llenas de asombro y magia.

  4. Son buenas historias las tuyas. Te vi en la feria del libro. He leído tus relatos y me divierten mucho siempre me haces pensar y los finales son muy interesantes. Saludos

  5. Me fascina tu mundo creativo es como entrar a experiencias inmortales que siempre quedan en la mente. Tus personajes son entretenidos, los títulos que inventas son un incentivo a leer. Ya sé que estamos frente a un gran creador literario, tus prosas son elevadas y llenas de variedad, imaginación, aventuras y mucho más. Eres de lo mejor en el norte de Chile no he sabido de otro escritor que lo haga como tú, eres fascinante, te aventuro el interés de editoriales para tu obra que no es menor.

  6. Marco te admiro totalmente eres un gran escritor me gustan tus obras y siempre me sorprendes con tus eventos y contrastes tan asombrosos he leido tus dos libros y me fascinan.

Kommentera

E-postadressen publiceras inte. Obligatoriska fält är märkta *